MEMORIA

La intención de la propuesta es conseguir un espacio de trabajo sereno, que favorezca el rendimiento individual dentro de un lugar donde la actividad y el movimiento son irremediables. Es por ello, que como primer acercamiento a la propuesta nos planteamos el empleo de materiales cálidos como la madera, en distintas texturas y tonalidades. El color blanco como parte indispensable de un proyecto donde la luz y los ambientes equilibrados son elementos que deben guiar la funcionalidad del espacio. Y el vidrio como material cuya transparencia sea sinónimo del buen hacer, todos trabajamos juntos en un ambiente luminoso y cálido donde no hay nada que esconder. Espacios de trabajo pensados para relacionarse como respuesta a la gran cantidad de horas que pasamos en él.

Nuestra propuesta es sencilla. Distribuimos los despachos y la sala de reuniones a ambos lados de la planta y generamos un amplio espacio intermedio donde se dispondrán los distintos puestos de trabajo.

Entendemos todo el espacio de trabajo como un único elemento, es por ello que las divisiones de los distintos despachos las planteamos como líneas de vidrio que protegeremos con lamas de madera de cerezo para otorgar cierta privacidad sin renunciar al espacio colectivo. Sólo en los casos donde la modulación estructural nos lo marca, colocamos fijos de madera de cerezo proporcionando cierto dinamismo entre la transparencia del vidrio y la serie tamizada de las lamas de suelo a techo.

El suelo lo materializamos como un gran tapíz continuo de piezas de madera de haya que configura líneas libres de circulación. Los espacios se comunican unos con otros de forma diáfana, sin interrupciones.

Nuestro techo, lo proyectamos con una geometría de forma sinuosa, de forma orgánica, que se mueve estratégicamente por encima de nuestras cabezas y nos recuerda mediante cambios de material, textura y color que nos encontramos en zonas distintas. El aluminio nos acompaña desde el acceso a la zona común, donde los usuarios pueden intercambiar diferentes impresiones y opiniones. Este material circula por espacios de relación. El blanco de las placas de yeso-cartón nos indica nuestras zonas de trabajo, nuestro espacio de concentración y relativo silencio.

Todo el funcionamiento interno o mejor dicho, el motor de este proyecto se encuentra oculto entre el suelo técnico y el falso techo. Una serie de rejillas lineales resolverá la climatización en los espacios de la planta segunda. En los locales de planta sótano planteamos la renovación de aire de los espacios de almacén y archivo también de forma mecánica, valorando en ambos casos las posibilidades de la ventilación natural.

La iluminación de las distintas zonas se resuelve mediante luminarias tipo LED y líneas continuas de luz que acompañará y facilitará la actividad que este espacio se propone desempeñar.

CONCURSO PARA LA CONTRATACIÓN DE SERVICIOS

Promotor: Instituto Nacional de la Seguridad Social

Fecha: Febrero de 2016

Presupuesto: 966.748,86€

A %d blogueros les gusta esto: