Se trata de construir una pérgola que permita un acceso cubierto desde un centro escolar de reciente construcción a la zona de juegos de infantil. Dadas las peculiares características geométricas del edifico construido se opta por plantear un porche que coexista visualmente con lo existente.
Proyectamos un porche con dos trazas geométricas superpuestas. La primera de ellas sería el plano del suelo formado una solera de hormigón lineal que termina, junto a la zona de juegos, en forma de abanico convirtiéndose en una pequeña plaza pavimentada. La segunda geometría es la del plano de cubierta que en su arranque coincide con la solera inferior y cuando llega al abanico se fractura en tres pérgolas independientes que con distintas alturas y pendientes, lo cubren de distintos modos.
Con este mecanismo de composición, la estructura se convierte elemento relevante al coser visualmente las dos geometrías mencionadas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: